Inicio»Blog»Marketing»Elegir un dominio, una decisión fundamental e importante

Puede parecer una cuestión secundaria y a veces no se le otorga la merecida importancia, pero el dominio sobre el que vamos a implantar nuestra página Web formará parte de nuestra marca personal o empresarial y una decisión precipitada o equivocada en un principio la podemos estar arrastrando durante años con bastante dosis de arrepentimiento. Puede parecer una cuestión banal y mucha gente no le otorga la merecida importancia, pero el dominio sobre el que vamos a implantar nuestra página Web formará parte de nuestra marca personal o empresarial y una decisión precipitada o equivocada en un principio la podemos estar arrastrando durante años con bastante dosis de arrepentimiento.

Como cuestión preliminar, comentaremos que hay que pensar siempre en términos de marca. Nuestro dominio será una extensión más de nuestro negocio y al igual que intentaremos rotular nuestro local de manera inequívoca, igualmente tendremos que buscar un dominio Web descriptivo, que no deje lugar a dudas, y que no lleve a engaño sobre nuestra empresa. Hay una creencia extendida de que el dominio es fundamental para posicionar tu Web. Muchos piensan que si vendo fruta y quiero venderla en Cuenca, su dominio debe ser http://www.fruteriadominguez.com y punto. Es relevante, y de cara al posicionamiento SEO no hay que desdeñarlo, pero no es fundamental.

De esta manera, vamos a por una serie de notas o apuntes a tener en cuenta antes de tomar una determinación sobre nuestra “marca en Internet” que vendrá en buena parte marcada por el dominio mediante el cual intentemos darnos a conocer:

 

  • Debemos evitar en la medida de lo posible el uso de siglas. Normalmente el uso de siglas nos llevará al equívoco fácil a la hora de que nuestros visitantes o clientes nos encuentren. Otra cosa es que tengamos unas siglas bien afianzadas como marca y seamos fácilmente reconocibles por las mismas, cosa que suele ocurrir en el caso de las grandes empresas con grandes campañas de promoción y marketing detrás. Si no es nuestro caso, mejor evitarlas, así como las terminaciones relativas a razones sociales del tipo S.A. o S.L.
  • Mejor sin guiones ni signos especiales. En el caso de los guiones, lo normal es preguntarse dónde iba el guión, si era bajo o medio, etc. Lo mismo con los signos especiales, simplemente despistarán. Si además queremos tener una mínima proyección internacional de nuestra web olvidemos la “ñ” por mucho que la queramos y nos guste.
  • Cuidado con las palabras en inglés. Por mucho que nosotros tengamos muy interiorizados muchos anglicismos que han pasado a formar parte de nuestro vocabulario habitual no podemos dar por hecho que todo el mundo lo tiene igual de claro. Por ejemplo, si queremos hacer una web y nos catalogamos como “personal shopper” habrá gente que no tenga claro como escribirlo en un dominio y escriba “www.soytusopper.com”, “www.soytushoper.com”, o “www.soytushoppar.com”. Tenemos que pensar de forma globar y no cerrarnos puertas por cuestiones idiomáticas.
  • Ojo con las palabras que juntas pueden llevar a errores de deletreo. Por la misma razón que todo lo visto. Un ejemplo: si tenemos un hotel que se llama “Hotel La Fuente”, ¿nuestro dominio será “www.hotellafuente” o “www.hotelafuente”?. Debemos evitar en la medida de lo posible esas mismas letras juntas y esas incertidumbres.
  • Huyamos de las interpretaciones “paralelas”. Un ejemplo que me hizo mucha gracia en su día y que anda por la red en mil y un post sobre cómo no hacer las cosas, es el de esa empresa de bolígrafos y plumas, llamada “Pen Island” (traduciendo rápido algo así como la Isla de los Bolis) y que decidió montar su web corporativa bajo el dominio “www.penisland.com” .. en este caso, con las mismas letras, “Penis Land” tiene un significado bien distinto.. uppsss!!!
  • Una regla fundamental: nuestro dominio ha de ser lo más corto posible. Cuanta más longitud, más dificultad para recordarlo y más posibilidades de equivocarse. Soy consciente de que a veces esto es difícil de cumplir. Las palabras sencillas, los dominios fáciles, hace tiempo que dejaron de estar libres, pero debemos intentarlo. Si nuestro dominio puede estar integrado por 2 palabras en vez de 4, mejor. Está claro que da hasta pereza escribir dominios del tipo “www.mudanzasytransportesmanologonzalezehijos.com”.
  • Y por último, la duda más habitual en la mayoría de nuestros clientes cuando están dándole vueltas al asunto: ¿compro el .com, el .es, o los compro todos?.. Está claro que son prioritarios conseguir el .com y el .es. Si puede ser ambos mejor simplemente para que no te pase como a muchos cuya competencia “lista” adquiere el que dejemos libre y lo redirija a su propia web. Son las extensiones más utilizadas y las que más fácilmente memorizarán nuestros visitantes. Si ambos están disponibles, a por ellos de cabeza, pero si alguno está ocupado piensa bien si registrar el otro porque tendrás siempre un número de “equívocos” que se marcharán a otra parte, no a tu web. Como dominio principal elige dependiendo del enfoque de imagen y de posicionamiento que quieras otorgar a tu página. Si tu negocio está centrado al 100% en España puede ser perfectamente el .es aunque también dispongas del .com.

 

Bueno, pues suerte!! .. el último consejo es tomarte tu tiempo. Medita tu nombre en Internet, compara posibilidades, mira bien extensiones disponibles y registradas, y déjate aconsejar. Por ejemplo, en un momento determinado se te puede haber metido en la cabeza un dominio que consideras genial y cuando se lo presentas a un amigo puede resultar que a el le recuerda a algo totalmente distinto a la finalidad que buscas con el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacto

Póngase en contacto con nosotros

Globatium S.L. Escolar malagueño
Málaga, 29140 - España

Correo electrónico

Teléfono615459090